EL  LABOREO:

 “ Son todas aquellas acciones mecánicas destinadas a conseguir      las condiciones ideales del suelo para el desarrollo y creci-  miento óptimo de cada cultivo”.

 

OBJETIVOS:

· Conseguir una buena estructura del suelo de forma que el contenido de sus componentes se encuentre en estado de equilibrio (arena, limo, arcilla).

· La planta debe poder extraer del suelo los nutrientes necesarios para su crecimiento.

· El aire y el agua deben poder circular fácilmente para el buen desarrollo de la planta.

 

    Las labores de cultivo realizadas en condiciones adecuadas sólo mejoran el suelo de forma temporal y su efecto desaparece al poco tiempo (realizado por la maquinaria); por tanto, lo que se debe estimular es el  “laboreo natural”, que es el que efectúan las raíces y los organismos vivos del suelo:

 

1. Raíces de las plantas:

· Cultivo de abonos verdes (mejoran la estructura, estimulan la actividad biológica del suelo, mejoran la fertilidad, etc.).

· Rotaciones de plantas de enraizamiento profundo, como la alfalfa y la achicoria.

· Cultivar de forma asociada

        plantas con sistemas radiculares

         diferentes. (Ej.: gramíneas y

        leguminosas, zanahorias y

        puerros, coles y papas, etc.).

 

2. Lombrices de tierra:

· Airean el suelo.

· Incorporan materia orgánica en profundidad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gramíneas y leguminosas

(Millo y habichuelas)

PDF